Réquiem para el binominal

Posted on

Parte 1.

Nota: Esta es la primera parte de una serie sobre la reforma al sistema electoral y un modelo de predicción para los nuevos distritos.

Réquiem para el binominal

Durante la última década, el sistema binominal fue continuamente puesto en tela de juicio y el apoyo a modificarlo fue mayoritario en la población, según las encuestas. La CEP del 2013, por ejemplo, señalaba que el 52% de la población consideraba que había que cambiarlo, con un 17% que creía que debía mantenerse, y un alto 31% que respondía que no sabía o no contestaba. El Gobierno ingresó el proyecto de ley que sustituye el sistema electoral binominal por uno de carácter “proporcional inclusivo” el 6 de mayo del 2014, siendo finalmente publicado el 5 de mayo del 2015,

El argumento principal del cambio, en palabras de la propia presidenta Bachelet, es que “tras 25 años quitamos el cerrojo que distorsionaba la voluntad y la participación de las personas”. Lo interesante es que el cambio ha dejado una serie de preguntas que, hasta ahora, han tenido pocas respuestas. ¿Qué nos dejó el binominal? ¿Cuáles son los argumentos de la nueva reforma? ¿Se modifica la manera de asignar nuevos escaños? ¿Existirá mayor representatividad? ¿Hay más parlamentarios para regiones? ¿Se terminan los “vicios” del sistema anterior, como, por ejemplo,, que primeras mayorías individuales no logren entrar al Congreso o que sigan existiendo candidatos de pactos de NM y Alianza arrastrados por otros?. Realizaremos una serie de publicaciones tratando de dar sentido a estas preguntas.

¿Cuál fue la herencia del binominal?

Referente a elecciones parlamentarias, existen 3 tipos o familias de sistemas electorales: proporcional, mayoritario y mixto. El sistema binominal, que estuvo vigente en Chile entre 1989 y 2015 y establecido durante el gobierno militar, es un sistema proporcional *ver mapa con tipos de sistemas, así de simple, uno particular claro ya que como su mismo nombre lo indica, consistía en elegir dos candidatos (diputados o senadores) por cada distrito o circunscripción, una vez sumados todos los votos de los candidatos de cada lista (abierta) y en que las dos listas con mayor número de votos, ponen a su candidato más votado dentro de la misma lista.

World_electoral_family

En datos, su herencia es la siguiente:

Sus adeptos, argumentan que genera principalmente estabilidad política, debido a que dificulta la entrada de grupos minoritarios (como se ve en la distribución de diputados y senadores entre 1989 y 2013), lo que facilita la gobernabilidad del país ya que crea el bloque oficialista y opositor de manera más sencilla, lo que a su vez permite que se generen acuerdos con menos participantes dentro del congreso y se eviten bloqueos entre la presidencia y el poder legislativo.

Sus detractores señalan que es un sistema que genera exclusión, ya que fomenta la aparición de políticos eternizados en sus cargos y provoca elecciones parlamentarias casi sin muchas sorpresas, dificultando cambios estructurales de la legislación del país, generando dos bloques opuestos (Nueva Mayoría y Alianza, quienes se han obtenido el 98% de los escaños disponibles desde el ‘89) cada uno con una muy importante representación en el congreso, haciendo casi imposible lograr acuerdos que posibiliten el quórum necesario para reformar leyes orgánicas. A lo anterior, se suma la “vulneración al voto popular”, ya que en el sistema binominal un candidato con primera mayoría, puede perfectamente no ser elegido, siendo reemplazado por incluso la 3era o 4ta mayoría. Este sistema ha sido duramente criticado. Se dice que no plasma la correctamente la representación de mayorías, ya que con un 33.4% el segundo ya tiene el escaño sea la distancia que sea la que tienes con el rival. Pero además tampoco de minorías, que quedan excluidas si no forman parte de la Alianza o la Concertación.

El binominal se va para siempre y llega un nuevo sistema proporcional con las promesas de aumentar representatividad, más parlamentarios para regiones, asegurar representatividad femenina y disminuir las barreras para candidatos independientes. Creo necesario que el país tenga un nuevo sistema electoral legitimado, pero quedan tareas importantes pendientes como: transparencia, financiamiento de campañas y una mejora en el funcionamiento del congreso. No obstante, me parece un buen primer paso.

Segunda parte: Sistema proporcional: Una nueva geografía electoral

Tercera parte: “El factor Jackson”: el caso del nuevo Distrito 10

Autores:

Rodrigo Donoso

Jorge Fantuzzi

Sebastián Rivas

Presidentes impopulares y corrupción

Imagen Posted on Updated on

Presidentes impopulares y corrupción

El factor más importante para determinar la legitimidad de los líderes, gobiernos e instituciones (ya sea pública o privada) es probablemente la confianza o aprobación que los ciudadanos tienen en ellos. La corrupción, o incluso la percepción de corrupción atacan directamente al apoyo de las autoridades involucradas , como también a todos los partidos del sistema político, reacción que no varía significativamente dependiendo del nivel educacional o identificación de partido (Jürgen Maier, 2011). Los escándalos de corrupción son un problema aún mayor para los mandatarios cuando las economías se enfrían, debido a que la gente ve que es este problema afecta sus posibilidades de desarrollo, empleo o de acceso a servicios del Estado.

Popularidad en la región

Debido a que han ganado sus respectivas elecciones con promesas de mejorar la redistribución, reducir la desigualdad, inclusión social y mejorar la educación entre tantos otros slogans de campaña, los líderes de la región se han convertido en el principal símbolo de la insatisfacción y el descontento ciudadano. Hoy (dato mayo 2015), sólo 3 de los 11 líderes más importantes de Latinoamérica superan el 50% de popularidad. El resto se encuentra con uno de sus peores registros desde inicios del 2014.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al realizar dos ejercicios simples de quiénes han perdido más apoyo el último tiempo, nos encontramos con lo siguiente:

Gráfico 1 muestra que Michelle Bachelet (-24%) y Dilma Rousseff (-23%) y Nicolás Maduro (-22%) son los 3 mandatarias que presentan las mayores caídas del apoyo popular (dato abril 2014 vs mayo 2015). Por otro lado, el resto de los países tampoco están exentos de bajos apoyos de la población,el gráfico 2 muestra que Perú, Argentina y Colombia tienen promedios de aprobación bajo el 40% el último año.

Gráfico 1.                                                                                         Gráfico 2.

Cuáles son las razones?

La población de cada país tiene mucho de que quejarse, economías estancadas, promesas de campaña no cumplidas y reformas que no cumplen las expectativas son sin duda las razones que más se repiten. Pero parece haber un factor que si bien no es nuevo en Latinoamérica ni en el mundo, pareció antes no inquietar demasiado a la población: la corrupción y pérdida de confianza en las instituciones. De hecho en muchos países, la corrupción es una práctica diaria, establecida y aceptada dentro de la cultura nacional. Ésta afecta directamente a la estabilidad, la seguridad y el desarrollo de las sociedades y estados

Líderes Latinoamericanos asociados a actos ilícitos han copado los últimos mese las portados de todos los diarios nacionales.

Casos por país.

Brasil, Dilma Rousseff quien alcanza un 13% de aprobación vive un escándalo con el gigante petrolero, Petrobras. En marzo 2015 la Corte Suprema accedió a abrir una investigación sobre 34 parlamentarios sospechosos de participar en multi-billonarios sobornos. Dilma era la presidenta de Petrobras cuanto se efectuaron dichos actos de corrupción.

En México, donde Peña Nieto alcanza hoy un 39% de aprobación, la desaparición de 43 estudiantes de Iguala, localidad del sur del estado de Guerrero y su aparente asesinato por narcotraficantes aliados a la policía, fueron el inicio de intensas protestas. A esto se le suma que el presidente Mexicano ha tenido que lidiar con los escándalos de corrupción que señalan que favoreció empresas “amigas”” con licitaciones públicas por millones de dólares, luego de la compra de casas por parte de su esposa, Angélica Rivera y un ministro de Estado.

En Argentina por ejemplo, la presidenta Cristina Kirchner apenas tiene un 25% de apoyo. La muerte del fiscal Alberto Nisman y la relación del gobierno con su asesinato, han afectado de manera importante sus niveles de apoyo presidencial. El malestar Argentino hacia su presidenta se acrecienta con las sospechas la familia Kirchner (Cristina y su antecesor marido Néstor) se enriquecieron ilegalmente durante doce años en el poder.

En Perú el presidente Humala quien tiene el segundo peor porcentaje de aprobación de la región, también vive acusaciones por casos de corrupción. La primera dama, Nadine Heredia será investigada por una comisión del Congreso Peruano, que indagará presuntos actos de corrupción y pago de dineros ilegales. Según sondeo de Ipsos, el 59% del país considera que la primera dama recibe dinero de procedencia ilícita y un 46% de la población cree que el mandatario financia sus gastos personales con dineros proveniente de la corrupción.

En Chile, la situación no está mejor, la presidenta Bachelet con un 31% de aprobación ha tenido su semestre más complejo. El caso CAVAL, que vincula a su hijo, Sebastián Dávalos, con acusaciones de tráfico de influencias por US$10 millones de dólares, sumado a la actual investigación judicial a su precampaña, junto con la salida de dos Ministros de Estado vinculados a financiamientos ilícitos, tienen a la mandataria su nivel de apoyo más bajo desde que regresó al poder.

 

Un vistazo al corruption perception index 2014 (CPI)

Cómo nos ve el mundo?

El índice de percepción de corrupción (Corruption perception index), que desde el año 1995 evalúa anualmente qué tan corrupto es visto el sector público de cada país analizado, mostró en sus resultados del 2014 a los países Latinoamericanos, con un promedio de 42 (mientras más próximo a cero más corrupto), números muy por debajo de los índices de la Unión Europea, con un 66 promedio, y más cercano a la realidad de Medio Oriente y el Norte de África con índices de corrupción de 38 en promedio. Dos tercios de los países latinoamericanos se encuentran situados en la mitad inferior de la distribución de transparencia internacional.

Y Chile?

La medición realizada el 2014, antes de la revelación pública de los últimos hechos de corrupción, mostraban a Chile (junto a Uruguay) como líderes de la zona, ambos ubicados en el lugar 21 de los 175 países medidos. Creímos que nuestro país estaba alejado o era inmune a la corrupción y las malas prácticas de sus líderes. Veremos en concreto qué tanto afectó la percepción mundial del país los hechos del último semestre.

Hoy América Latina se encuentra frente a una crisis de confianza hacia sus líderes y las instituciones que lideran, situación provocada en gran parte por los escándalos de corrupción y por una justicia que no funciona de acuerdo a las expectativas de la gente. Esta realidad se ve agravada aún más debido a las bajas expectativas de crecimiento económico de la zona ya que la población ve que este problema deteriora sus posibilidades de empleo, desarrollo y acceso a servicios por parte del Estado.

La presión popular y la participación de las personas como entes fiscalizadores que exigen resultados, han dado origen a esfuerzos anticorrupción por parte de algunas instituciones. Por ejemplo, México en febrero de este año aprobó una reforma constitucional para crear un “sistema nacional de lucha contra la corrupción”, por otro lado, Chile en junio, anunció ante la OCDE “una reforma integral para erradicar las malas prácticas en la política, la empresa y sus relaciones”.

Los gobiernos tienen actualmente plena conciencia que la crisis de confianza generada por actos de corrupción y falta de transparencia son algunos de los temas más serios que tienen que enfrentar. La ruta parece estar consensuada: generar políticas y medios específicos que involucren al sector público, privado, la sociedad civil y organizaciones internacionales que promuevan la transparencia en el financiamiento de la política y la actividad pública y además, eliminen la impunidad ante actos de corrupción. Mientras no se tomen medidas concretas, será difícil salir del hoyo de popularidad en la que se encuentran nuestras autoridades.

La otra Copa América

Posted on Updated on

Intro Futbolera

Será la séptima ocasión que la Copa América se juegue en territorio Chileno, del 11 de Junio al 4 de Julio, se enfrentan las 12 selecciones escogidas. Un torneo que se remonta a 1916, cuando se realiza su primera edición en Argentina, donde Uruguay, al igual que en su última versión en 2011 se quedó con el certamen. En total hemos tenido 43 campeones, con Uruguay como el más ganador con 15 coronas. Una copa que tiene la curiosidad que ni Maradona ni Pelé, los dos futbolistas mas grandes de la historia pudieron ganarla y que nunca una selección no sudamericana se ha quedado con el título; esta vez no será la excepción.

Cuadro de campeones

Más allá de los duelos de la Argentina de Messi, el Brasil de Neymar, el Chile de Sánchez o la Colombia de James, un total de 12 países de realidades muy variadas se enfrentan en 34 partidos que se jugarán en las ciudades de Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Valparaíso, Rancagua, Concepción, Temuco y Santiago.

La otra Copa

Una vez leí a un autor que definió al fútbol como una guerra simbólica que se libra entre tribus modernas, y más aún refleja las tensiones existentes dentro de un país o entre países. Es por esto que la idea de este ejercicio simple es llevar los duelos más allá del ámbito deportivo, es decir, enfrentarse a través de indicadores de desarrollo como: PIB per cápita, desempleo, % de mujeres­ en el parlamento, esperanza de vida, entre otros.

Son en total 9 simulaciones – 9 campeones. Los grupos están conformados de igual manera que lo están los 3 grupos de la copa. El resultado de cada enfrentamiento se obtiene con las mismas reglas de puntos que un partido típico, es decir, 3 puntos para el ganador, 1 en caso de empate y 0 para el perdedor. La clasificación a cuartos de final y duelos posteriores, se explican en el fixture de la portada y siguen la misma lógica que tendrá la próxima copa América. La diferencia con un partido normal, es que acá no hay goles, sino que el ganador se decide a través de quien posee el mayor o menor indicador socioeconómicos. Todos los indicadores, a excepción del Happy Planet Index, corresponden a datos del Banco Mundial y son el resultado del promedio de los últimos 5 años. El objetivo principal fue buscar aquellos que compararan las 12 realidades con respecto a: desarrollo social, infraestructura, política económica, sanidad y trabajo. En el caso del local, Chile, lidera indicadores como el PIB per cápita y esperanza de vida pero está lejos en otros como % de mujeres en el parlamento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentario

Hoy la situación económica de América Latina es preocupante, la reciente caída en los precios de materias primas han profundizado la desaceleración de las economías. En su conjunto el FMI (Fondo Monetario Internacional) pronostica un crecimiento del 0.9% este año y la situación no parece ser mucho mejor en 2016. Sumado a esto está la crisis de confianza y el malestar ciudadano por los casos de corrupción que atraviesan casi la totalidad de países Latinoamericanos. El fútbol se alza nuevamente como un buen anestésico.

Un fútbol que no ha estado exento de polémicas de corrupción tampoco, luego que se destapara una red de millonarios casos de soborno en el fútbol sudamericano. Lo que no hizo más que confirmar las dudas que todos los hinchas hemos venido escuchando por más de 20 años. Sin embargo, aún tenemos lo más importante: los 90 minutos de fútbol. Me quedo con una frase de Galeano que dice: “Por suerte todavía aparece en las canchas, aunque sea muy de vez en cuando, algún descarado carasucia que se sale del libreto y comete el disparate de gambetear a todo el equipo rival, y al juez, y al público de las tribunas, por el puro goce del cuerpo que se lanza a la prohibida aventura de la libertad”

Tomen asiento, que comienza nada más y nada menos que un nuevo torneo en Sudamérica del torneo más antiguo del mundo, con los mejores jugadores del planeta del deporte más lindo del mundo.

#laotracopa